LA POBREZA, UN PROBLEMA SIN RESOLVER

Publicado en por MINGA.

LA POBREZA, UN PROBLEMA SIN RESOLVER

*Por Mrgarita Bellver.

En un mundo globalizado, en el que todo acontecimiento está al alcance de la mano, tenemos un grave problema sin resolver, la pobreza existencial en la que sigue viviendo un porcentaje significativo de la humanidad.

¿Por qué?

·         Los pobres se concentran en los países que aportan las materias primas a los países ricos?

·         Los países ricos en biodiversidad, agua, minas, etc., tienen los más altos índices de pobreza?

·         Los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio (OMD) que los países miembros de Naciones Unidas acordaron alcanzar para el 2015, parece una tarea titánica de cara a la situación que hoy afronta el mundo?

·         Los esfuerzos ante la crisis es atender primero a los bancos?

Centrando la atención en Colombia, como país al que le dedicamos esta publicación, y comparando la situación de pobreza actual con la de hace una o dos décadas, no podemos afirmar que se hayan producido cambios esperanzadores que abran horizontes en el país. Se vive un éxodo permanente de patriotas en busca de oportunidades económicas, como uno de los indicativos que afirman la existencia de una economía estancada, donde ni los trabajadores, ni los desempleados pueden esperar cambios internos que aseguren un porvenir.

Las estadísticas son expresivas. Tomando datos de Luis Carlos Narváez Tulcán,

Director del Departamento de Investigaciones Fac. Economía Universidad La Gran Colombia, economista de la Universidad de Nariño, Especializado en Desarrollo Uniandes, Candidato a Doctor en Ciencias Económicas Universidad de la Habana. Este artículo está alojado en el “Observatorio de la Economía Latinoamericana”

www.eumed.net/cursecon/ecolat/

La CEPAL en su ultimo informe arroja crudas cifras que no mienten, la magnitud de la pobreza e indigencia entre niños y adolescentes colombianos es del 45% (pobres) y 17% (indigentes). Si sumamos, tenemos un resultado escalofriante el 62% de los pequeños Colombianos no tienen acceso a ninguna esperanza de vida plena y se debaten entre la desnutrición, la insalubridad y la ignorancia.

El dato es aterrador. ¿Qué patria se está forjando?

Por otra parte, la velocidad, casi de vértigo, en el avance tecnológico, la facilidad en las comunicaciones globales, el conocimiento de las culturas anteriormente desconocidas por lejanas, la tranquilidad que ofrece la oportunidad de acceder a la información mundial, conocer la noticia en el momento que se produce, nos abre una ventana al mundo que brinda un conocimiento exhaustivo de las situaciones críticas mundiales.

Para el mundo llamado “desarrollado” y atropellado por una sociedad de consumo y competencias, esta realidad visible toca esporádicamente la fibra afectiva y brotan acciones compasivas tendientes a suavizar las conciencias, conocedoras de la abundancia y el derroche en el que viven. Sin embargo rara vez brotan acciones críticas que analicen en profundidad el por qué perduran situaciones tan extremas de supervivencia en un mundo tan global y tan rico. Al parecer nos estamos justificando con la proliferación de ONGs dedicadas a canalizar recursos de ayuda al desarrollo y no analizamos que a pesar de ello los índices de pobreza no decrecen, Las múltiples respuestas a los por qués hunden su raíz en una sociedad que no enfrenta el problema desde las causas reales que originan la pobreza, y es que a los pobres, a los ignorantes, a los que viven esperanzados en el diario conseguir dádivas de los “poderosos”,  los necesitan los políticos para asegurar votos, para perpetuarse en los poderes, necesitan mantener los niveles de ignorancia y pobreza en el porcentaje necesario para asegurar su permanencia.

Estas reflexiones quieren favorecer el pensamiento, crítico en especial a los emigrantes, que son los dolientes en un orden mundial, donde lo que interesa es la captación de capital aún a costa de la vida de unos cuantos.

*Pertenece a la asociación Minga.

 

 

 

Comentar este post